El correcto mantenimiento de un camión o autobús es una cuestión esencial de seguridad en la carretera. De esta forma, podremos garantizar su correcto funcionamiento con las máximas garantías de seguridad. Uno de los aspectos de mantenimiento más importantes, pero a menudo olvidado, es la alineación de la dirección.

Aunque la mayoría de la gente suele emplear términos como “alineación de neumáticos” o “alineación de ruedas”, lo correcto es hablar de “alineación de la dirección” ya que lo que se alinea es la dirección, para un correcto funcionamiento del vehículo y desgaste parejo de los neumáticos.

Hoy queremos profundizar en este tema y aclarar las dudas más frecuentes que pueden surgir en torno a este concepto.

¿Cómo es la alineación de dirección?

La alineación de la dirección no es más que el ajuste de las ruedas para que sí estén en contacto con el camino en el ángulo correcto. Este proceso se realiza principalmente en tres aspectos: caída, convergencia y avance de pivote.

La caída es el ángulo que forman las ruedas respecto a la vertical cuando se ve el vehículo desde el frente. Si las ruedas están inclinadas hacia adentro, se habla de una caída negativa, y si están hacia afuera, es positiva.

La convergencia, por otro lado, es el ángulo que forman las ruedas respecto a la línea de marcha del vehículo. Cuando las ruedas apuntan hacia el interior del vehículo, tenemos una convergencia positiva, mientras que, si apuntan hacia afuera, la convergencia es negativa.

Por último, el avance de pivote es el ángulo formado por la inclinación de la parte superior de la rueda hacia delante o hacia atrás, influyendo en la estabilidad del vehículo.

¿Cuántas ruedas se alinean?

La cantidad de ruedas que se alinean depende del tipo de vehículo. En camiones y autobuses, por lo general, todas las ruedas se alinean. Esto es importante, ya que la correcta alineación asegura una conducción más suave, una vida útil más larga de los neumáticos y un consumo de combustible más eficiente.

¿Qué pasa si la dirección no está alineada?

El no alinear la dirección de tu camión o autobús puede tener varias consecuencias negativas. En primer lugar, los neumáticos pueden sufrir un desgaste desigual y prematuro. Esto no solo implica un coste adicional en la reposición de los neumáticos, sino que también puede representar un riesgo para la seguridad en el camino.

Además, los vehículos con la dirección mal alineada tienden a tener un manejo deficiente. Pueden ser más difíciles de controlar, y en algunas situaciones, esto podría resultar en accidentes. Asimismo, una dirección mal alineada también puede provocar un gasto mayor de combustible debido a la resistencia adicional que deben vencer los neumáticos.

¿Cuándo se debe realizar el proceso de alineación de la dirección?

Recomendamos alinear la dirección de tu camión o autobús al menos una vez al año. Sin embargo, este intervalo puede variar dependiendo del uso y las condiciones de la carretera. Asimismo, si notas que tu vehículo se inclina hacia un lado cuando intentas conducir en línea recta, o si los neumáticos muestran signos de desgaste desigual, es posible que necesites una alineación más temprana.

Además, siempre debes alinear la dirección después de cualquier incidente que pueda haber afectado su alineación, como un golpe fuerte en un bordillo o un bache, o después de realizar trabajos en el sistema de dirección o suspensión.

Una de las mejores maneras de detectar posibles fallos en la alineación son las revisiones regulares.

En Macisa ofrecemos un completo servicio para el mantenimiento del camión y del autobús. Contacta con uno de nuestros centros y te informaremos de todos nuestros servicios.

Alberto Notivol
Comercial de Camión y Autobús en Macisa Ruedas Industriales

Especialista en recauchutado de ruedas para camión y autobús. Con más de 15 años de experiencia en el sector, desarrollando su carrera profesional en el ámbito comercial.