Ya sabes lo mucho que nos gusta darte consejos y resolver dudas que seguramente se te hayan pasado por la mente en algún momento. Y por eso en esta ocasión queremos darte los mejores consejos para conducir en carreteras heladas.

Los días de frío cada vez están más cerca, e incluso en algunas ciudades de nuestro país ya se empieza a notar cómo por las noches descienden las temperaturas considerablemente, ¡The winter is coming! Si vives en una zona donde suelen caer heladas, ya conocerás la importancia de extremar las medidas de precaución y conducir con extremo cuidado.

Pero si además sigues nuestras recomendaciones, te sentirás mucho más tranquilo durante tus trayectos y no tendrás de qué preocuparte.

 

¿Tus neumáticos son aptos para nieve o llevas cadenas?

Los neumáticos aptos para nieve (o neumáticos de invierno) son necesarios para poder conducir con seguridad y suficiente agarre por carreteras que se hielan o durante las nevadas y temporales habituales de los meses más fríos del año.

O en su defecto, deberás llevar en el vehículo cadenas para poder instalarlas rápidamente siempre que vayas a realizar un trayecto por una carretera helada y con nieve; esenciales si sueles conducir por zonas de montaña. Las cadenas para nieve son fáciles de instalar, resistentes y proporcionan un gran agarre al asfalto.

 

El nivel de combustible y algunas cosas que debes llevar en caso de improviso

Si al iniciar un trayecto por carretera, ya sea largo, de media duración o de larga duración, es clave comprobar el nivel de combustible, cuando vayas a conducir por carreteras heladas lo es aún con mayor razón. Porque, si por ejemplo te pasas la salida de la carretera y tienes que dar más vueltas hasta llegar a tu destino, no tendrás que preocuparte por encontrar una gasolinera para repostar y tendrás la tranquilidad de contar con el depósito lleno.

Por otra parte, es muy buena idea llevar agua y algo de comida por si hubiera algún percance, como quedarte bloqueado en la carretera por una fuerte tormenta de nieve o por que esta se acumule demasiado y no haya sido retirada por el quitanieves, ¡¿Quién sabe?! Mejor prevenir que curar…

 

Es recomendable utilizar marchas largas

Otro de los consejos para conducir por carreteras heladas que podemos darte, es que es recomendable utilizar marchas largas.

De esta manera, controlarás mejor la fuerza del vehículo y te sentirás más seguro. A la misma velocidad, con una marcha corta el vehículo tiene más fuerza que con una marcha larga, por lo que podrás evitar que deslice.

 

Conducción suave y a baja velocidad

Una conducción suave y a baja velocidad será tu mejor alidada para tener mayor seguridad en una carretera helada o con nieve.

Evita realizar movimientos brucos, como giros a gran velocidad o cambios de carril, no tengas prisa por llegar a tu destino. Y recuerda conducir a un máximo de 50 kilómetros por hora por este tipo de carreteras para que una velocidad excesiva no te haga perder el control sobre tu vehículo.

 

Respetar la distancia de seguridad

Desde que pisamos el pedal del freno hasta que el vehículo se detiene por completo pasan unos segundos, en los que puede ocurrir un accidente en caso de no respetar la distancia de seguridad.

Puesto que en una carretera helada el vehículo no se comporta igual y es más fácil que se produzcan deslizamientos, la distancia de frenada que se requiere es mayor. Así que recuerda que debes guardar con el vehículo de delante, los metros suficientes para que cuando frenes, no se produzcan alcances.

 

Comprobar el estado general del vehículo

Parece obvio, pero en muchos casos no es así y se pasa por alto acudir al taller mecánico para realizar una revisión de neumáticos y comprobar el estado general del vehículo.

A parte de todos los consejos que te hemos dado, lleva tu vehículo al taller para realizarle una puesta a punto antes de que lleguen las heladas. Sobre todo si notas algún ruido extraño, se ha encendido alguna luz en el panel, o notas que no funciona correctamente. No lo dejes pasar, porque en muchas ocasiones se pueden evitar problemas y averías mayores con sólo realizar algunos ajustes.

Si quieres cambiar los neumáticos de tu vehículo y prepararte con antelación para que el invierno no te pille por sorpresa, pide cita en nuestro taller y te ofreceremos una solución a tu medida, ¡Te esperamos!